Consejos para el uso y mantenimiento de los calentadores de paso

El contar con calentadores de paso en los hogares, comercios y negocios que siempre esté en funcionamiento y no tenga fallas les garantiza que aprovecharán su inversión y no gastarán de más en agua y combustible, como gas o electricidad. La principal función de los calentadores es permitirles tener agua caliente para que se bañen, aunque también se puede usar para lavar trastes y ropa, ente otras actividades.

Es por ello por lo que es fundamental darle un buen uso a su calentador y que reciba todos los mantenimientos necesarios para su correcto funcionamiento. La mayoría de las personas dejan de lado el mantenimiento preventivo de los calentadores y solo les prestan atención cuando fallan, lo que es un gran error que puede representar gastar de más.

Si no recuerdan cuando fue la última vez que recibió un mantenimiento preventivo o si no ha recibido ningún tipo de mantenimiento, los equipos pueden dañarse, reducir sus periodos de vida útil y comenzar a consumir más energía de lo normal, además que las descomposturas pueden provocar daños muy serios.

Para evitar esto y garantizar que el funcionamiento de sus calentadores sea en todo momento óptimo, a continuación, les daremos algunos consejos prácticos sobre al adecuado uso y recomendaciones de mantenimiento. Recuerden que de acuerdo con el uso y la calidad de agua que usen los equipos deberán recibir un mantenimiento preventivo por lo menos una vez al año.

El primer consejo que les damos para un adecuado funcionamiento es que durante la instalación se confirme que la distancia entre la salida de agua y el calentador sea la recomendada para el modelo que utilicen. Esto les garantizará una mejor presión del agua para aprovechar al máximo la energía que se consume para calentar el agua.

Cada modelo del calentador de agua de paso es de diferentes capacidades, de acuerdo con esto será la cantidad de servicios que puede abastecer con agua caliente. Un servicio es el equivalente en agua que requiere un baño completo. Y de acuerdo con la capacidad de servicios será la presión de agua recomendada, la cual disminuye entre mayor sea la distancia entre la salida del agua y el calentador. De manera general se recomienda que para un equipo de un servicio la distancia debe ser menor a tres metros, para un servicio y medio de menos de ocho metros y para las unidades de dos servicios menos de doce metros. Cada modelo y marca de calentador tiene diferentes recomendaciones, por lo que deben prestar mucha atención en la instalación.

El segundo consejo que les damos es que revisen periódicamente la carga de la batería de los calentadores de paso. La mayoría de las personas desconocen que los nuevos modelos cuentan con una batería para hacer el encendido del piloto, de esta manera se puede ahorrar una mayor cantidad de gas. Por esta razón deben estar al pendiente del nivel de carga de la batería, ya que si se descarga puede provocar un accidente.

Un tercer consejo que les damos para la instalación de los calentadores de paso es que los protejan con un techo. La protección es muy importante para reducir la exposición a los elementos, como el sol o la lluvia. Si bien, están diseñados para su uso a la intemperie, entre menos expuestos estén al sol, la lluvia y otros factores climáticos que desgaste los materiales, mayor será su vida útil.

Un consejo más que les recomendamos seguir es revisar de manera periódica la instalación, al menos cada seis meses, para que descarten fugas de gas y agua. Ambos tipos de fugas pueden ser muy peligrosas y causar accidentes, desgaste prematuro del calentador y dañar sus hogares.

En caso de una fuga de gas deben cerrar la llave de paso de los calentadores y comunicarse inmediatamente con un técnico para que realice la reparación. Las fugas de agua no representan un problema a corto plazo, pero deben ser atendidas a la brevedad, ya que pueden provocar la oxidación de los materiales, que se apague el piloto y exista una fuga de gas y aumentar su factura de agua por el desperdicio que tendrán.

Un último consejo que les damos en el uso de un calentador de paso es que eviten utilizar regaderas ahorradoras. A pesar de parecer una opción atractiva para reducir el consumo de agua, en el caso del calentador de paso puede ser una mala inversión, ya que su objetivo es sólo reducir la presión de salida del agua. El cambio de presión afecta el funcionamiento del calentador de paso, por lo que lo más recomendable es utilizar una regadera normal para no afectar la presión del agua y optar por otras técnicas de ahorro de agua, como el bañarse en menos tiempo.

Un consejo extra que les damos es que realicen un mantenimiento preventivo de manera periódica con la ayuda de un técnico especializado. Como con cualquier maquinaria requieren tener una revisión general donde los técnicos hagan una revisión, lo evalúen y, de ser necesario, lo reparen por su desgaste causado por el uso. El mantenimiento ayudará a evitar problemas o fallas graves que no puedan ser reparadas o requieran grandes inversiones.

Mediante estos sencillos consejos podrán mantener sus calentadores en óptimas condiciones, ahorrarán en energía y agua y evitarán cualquier tipo de reparación seria en un futuro. Algo igual de importante es tener el calentador de más alta calidad y con las mejores certificaciones.

Pueden solicitar asesoría a uno de los expertos de H2O TEK, donde también podrán encontrar los mejores modelos de calentadores de agua. Les brindamos el servicio de soporte mediante nuestro equipo de técnicos e ingenieros altamente capacitados en cualquier tipo de necesidades de los productos que fabricamos y distribuimos. Todos nuestros productos cuentan con la más amplia garantía y la mejor eficiencia y confiabilidad del mercado. Pueden adquirir su calentadores de paso en nuestra tienda en línea o directamente nuestras oficinas de ventas localizadas en las ciudades más importantes del país. Comuníquense con nosotros vía telefónica o por correo electrónico para más información.